Si conoces los riesgos empieza a hablar de de ellos



“La única forma de prepararse para futuros difíciles es hablar de ellos en detalle”.

Este extracto de How to Future (Kogan Page, 2020), el nuevo libro de Scott Smith y Madeline Ashby, dos prestigiosos consultores de futuro norteamericanos, sostiene que necesitamos “pre-ensayar” los principales desafíos que se encuentran por delante.


Algunos de estos desafíos ya los conocemos. Si tuviste la oportunidad de ver el Live Facebook de Orâklo, en el que presentamos el radar de megatendencias globales Mapa del Futuro 2030 (si no lo viste, todavía estás a tiempo), ya conoces los mapas de riesgos más probables e identificables en la próxima década. Son datos que provienen directamente del Foro Económico Mundial recogiendo la visión de líderes, organizaciones y jóvenes de todo el mundo. En estas dos gráficas, vemos los riesgos más importantes que se vislumbran en la próxima década:

Aunque hay algunas diferencias en los resultados dependiendo del grupo de estudio, esto demuestra que, efectivamente, el futuro es previsible y por lo tanto prevenible si seguimos la recomendación de Scott Smith. Pero,¿cómo comenzamos a pre-ensayar el futuro? Haciendo escenarios futuros (Lee cómo en el Future Studies Snack de Febrero).


Mucha gente confunde escenarios con proyecciones, y no es lo mismo. Un tip para no confundir es entender que el futuro no es algo lineal: está lleno de incertidumbre y, por lo tanto, los escenarios nos deberán ayudar a plantear situaciones alternativas.


¿Y si hubiéramos hablado antes sobre las pandemias?


Una de las cosas más desconcertantes de esta pandemia de COVID-19 es que ya estaba en el radar. Efectivamente, una pandemia era un riesgo previsible y lo pasamos por alto, como muchos de los riesgos que ya podemos ver sobre el mapa. ¿Y esto por qué? Pues porque no estamos preparados para hablar sobre el futuro, más si este se avecina complicado, y decidimos prestar atención a otra información menos problemática o negativa.


Cuesta trabajo tener una mente abierta a los grandes retos. Y esto no es solo hablar de las pandemias como posibilidad, o de la necesidad de ahorrar agua y reciclar en la empresa. Es hablar en profundidad sobre los temas, sus consecuencias y sus alternativas de evolución. Claro que esto nos abre a un lenguaje muy nuevo y una forma diferente de comunicarnos.


La educación sobre el futuro debe enfocarse en que logremos cambiar nuestros momentos de atención y redirigirlos hacia soluciones. Si no lo hacemos nosotros, ten la seguridad de que otros sí lo harán, y podrán convertirlos en oportunidades. Describir estos posibles futuros nos ayudará a pasar esta crisis global y, posiblemente, a minimizar las siguientes.


Pensemos por un momento la gran cantidad de nuevos términos y frases que tuvimos que aprender desde febrero 2020. Muchos de ellos, están directamente relacionados con la vida y la muerte: rastreador de contacto, distancia social, burbujas de viaje, pruebas PCR... y la lista continúa. Estos términos ya no pertenecen únicamente a un sector especialista, sino que son palabras que todos debemos entender y que nos pueden ayudar a organizarnos de manera segura a nivel nacional y mundial, pero también en el ámbito local y dentro de nuestros propios hogares. Sorprendentemente, cientos de millones de personas han asumido todos estos nuevos conceptos en pocos meses.


Los nuevos conceptos que habrá que interiorizar


Vienen nuevos retos. Ignorar su importancia, ser lentos para interiorizarlos o tener dificultades para hablar de ellos puede convertirse en una cuestión de vida o muerte. Hace escasamente un año apenas había personas que sabían qué era una PCR fuera de las prácticas médicas y científicas. ¿Y si empezamos ya a familiarizarnos con otros términos como burbujas económicas, regeneración de la biodiversidad o empresas cuánticas antes de que empecemos a necesitar conocerlas para sobrevivir?


Hablar de futuro antes de que lo necesitemos es comenzar a digerir conceptos como estos antes de que nos encontremos en situaciones críticas; es sentirnos cómodos con las innovaciones más recientes e imaginarnos cómo evolucionarán y cómo deberán regularse antes de que se conviertan en un problema: es, en definitiva, imaginarnos escenarios donde puedan surgir estos términos e innovar en las soluciones.


Por ejemplo, cuando pensamos en las reglas y regulaciones para un futuro específico, puede ser que no encontremos la terminología adecuada para describir lo que necesitamos porque aún no existe, pero es posible que veas la necesidad de comenzar a señalar o hablar directamente con personas clave en tu vida (como tus socios, tus colaboradores, tu familia o tu comunidad) sobre las situaciones o riesgos que están por venir. Si tienes una empresa, puedes tener clientes, miembros, usuarios o socios que aún no son conscientes de ciertos temas o desafíos que se encuentran por delante, y sus insumos son necesarios para ayudar a lograr una visión inclusiva de un futuro preferente.


No se trata de ser negativo, sino previsor. Esto te llevará a entender un lenguaje, pero también a innovar e implementar con anticipación lo necesario para estar preparados y abrir nuevas oportunidades.


Los nuevos retos requieren de alianzas, de una verdadera colaboración abierta (que en inglés denominan crowdsourcing) para cosas buenas y hacer comunidad para crear nuestras propias soluciones. Porque la responsabilidad y las soluciones están en las personas y no en la tecnología, tenemos que comenzar a regularnos y redirigirnos nosotros mismos antes que a la tecnología.


Así es como comenzamos a diseñar el futuro, construyendo un sistema de innovación participativo posicionado en el top, y del cual todos formaremos parte. Debemos regresar este poder y responsabilidad a las comunidades e invertir en nuevas visiones para lograr la resiliencia de toda una comunidad.


 

  • ¿Lo viste?

Fue nuestra primera presentación oficial de un radar de tendencias, nuestro primer Live de Facebook y hablamos de uno de los radares más importantes de la década y del mundo post COVID-19.


Por eso, y porque sabemos que te va a interesar, vuelve a ver nuestro Facebook Live con las claves del radar Mapa del Futuro 2030, tips para usarlo y un…

cupón de descuento



 

Ask a futurist es una sección de Orâkolo en la que Claudia Quirós o alguno de sus colegas futurólogos explican algún tema de interés sobre las tendencias y el futuro que nos espera.



35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe mucha más información relevante.

¡Has sido suscrito!

Tu privacidad es importante para nosotros. En Orâkolo utilizamos la información que proporcionas para ponernos en contacto contigo en relación con contenido, productos y servicios para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en Orâkolo, consulta nuestro Aviso de Privacidad.